Beneficios de las duchas de hidroterapia

            • Reacción nerviosa: La ducha de hidroterapia proporciona una reacción de sensibilidad, varía según la temperatura del agua.  Con el agua fría se excita en su más alto grado de sensibilidad periférica, especialmente los vasos superficiales, lo que hace que el sistema nervioso recobre y aumente el tono, de ahí que esta reacción sea eminentemente tónica. Por contrario en la ducha de hidroterapia el agua caliente produce sobre el sistema nervioso un efecto sedante y ligeramente tónico.

             • Reacción circulatoria:la ducha de hidroterapia se concentra en producir, según la temperatura del agua, la vasoconstricción o la vaso dilatación. Al contacto con el agua fría, los vasos periféricos se contraen, palidece la piel y el corazón reduce sus latidos aumentando la presión arterial. Pasados unos momentos la piel se enrojece, baja la presión arterial y el corazón acelera sus latidos. Con el agua caliente.

            • Proporciona distensión nerviosa

            • Relajación muscular

            • Estimulación del sistema circulatorio

            • Atenúa dolores de articulaciones

            • Reduce los efectos del estrés